Cómo hacer velones caseros

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Rituales / Velas

Cómo hacer velones caseros a partir de velas normales

Voy a explicar como hacer velones caseros a partir de velas normales que podemos utilizar luego en toda clase de trabajos de magia o para nuestros rituales.

  • Se utilizan normalmente, 7 velas. (del color que indica la receta)
  • 1 bote de cristal de conservas como el de judías o garbanzos. Son de 1/5 litro más o menos.
  • Mecha para velas. (se pueden comprar de distintos tamaños. Yo los compro Online en AlíExpress).
  • 1 pelo de la persona para la que se hace el trabajo o el nombre de la persona escrito a mano con lápiz en un pequeño papel que doblaremos 3 veces y colocaremos bajo la vela en el momento de encenderla.

Derretimos las velas al baño maría. Tengo un cazo pequeño que cabe muy bien dentro de otro cazo más grande. Este cazo lo utilizo casi exclusivamente para derretir cera para hacer velas. Pero si tenéis un bol o algo mejor, siempre digo que hay que reciclar cosas de la cocina.

Cuando la cera se funde podemos retirar las mechas de las velas y estirarlas lo más rectas posible sobre un papel de cocina para que sequen y aprovecharlas más adelante para hacer nuevas velas y de este modo no comprar mechas, aunque son muy baratas y las hay de muchos tamaños.

Ahora añadimos la mezcla de hierbas o lo que la receta nos pide. Normalmente dejamos infusionar unos 10 a 15 minutos a no ser que la receta diga lo contrario, a fuego lento o casi apagado para que la cera no se sobrecaliente. Solo queremos que la esencia de la mezcla de ingredientes deje su impronta en la cera de las velas extrayendo sus propiedades.

A continuación preparamos el bote. Tengo muchos porque siempre compro muchas conservas. Por eso decidí reciclarlos haciendo velones ya trabajados para todo tipo de cosas.
Sacamos la tapa y con un clavo y un martillo le hacemos un agujero en el centro.

Colocamos la mecha para velas en el centro del bote y echamos una base de cera sujetando la mecha bien en el centro hasta que la cera tiene consistencia. La punta de la mecha la sacamos por la tapa del bote y enroscamos la tapa y esperamos hasta que termine de endurecer la cera que fijará la mecha al fondo y en el centro del bote.

Echamos el resto de la mezcla de cera dejando los sedimentos en el fondo del cazo. No nos interesa que esos sedimentos impidan que la vela arda bien. La vela se irá enfriando y solidificando

Y ya tenemos lista la vela. Solo tenemos que esperar a que se den las circunstancias propicias para hacer uso de ella.

Ya que la hemos hecho a mano, no es necesario consagrarla o ritualizarla. En el proceso recibe nuestra impronta, es como una firma, y también los ingredientes que hemos utilizado le añaden su esencia. En sí misma, una vela trabajada es como un ritual hecho en nuestro círculo de poder, en el momento en el que la encendemos, La magia de la Luz se está poniendo a trabajar.

No obstante si queremos consagrar las velas que hacemos para diferentes tipos de trabajos, podemos aprovechar solsticios y eventos como alineaciones especiales de planetas o eclipses para que tengan esa energía especial que proporcionan estos eventos celestes.

También podemos utilizar las festividades mágicas del año para poner a trabajar nuestra vela. Por ejemplo, he puesto una vela para un nuevo empleo, en la festividad de Lughnasadh, para una escritora. Había hecho un gran trabajo y tocaba cosechar los primeros frutos.

El equinoccio de otoño es otro buen momento para cosechar los frutos del trabajo realizado o para poner una vela de prosperidad a trabajar en lograr la riqueza necesaria para obtener cualquier cosa que necesitemos.

Si querías saber cómo hacer tus propios velones caseros y cargarlos para ponerlos a trabajar en algo, ahora ya lo sabes hacer.

Esta es la receta básica, en otros artículos enlazaré este para que así recuerdes como prepararlos para realizar un trabajo para algo concreto.

Siempre en equilibrio con el universo, esfuerzo = a recompensa. Si no plantas patatas no cosechas patatas. Si plantas maíz, recoges mazorcas. ¿Se entiende la idea?

Cómo hacer velones caseros

La guía definitiva para autoiniciarte en la magia

La Magia de la Luz

El libro que necesitabas para trabajar por tu cuenta y crear tus propias recetas.

Contiene desde lo básico, como crear el círculo de poder y el mantenimiento diario de tu altar, hasta la auto-iniciación en el círculo, la primera vez.

  • Limpia consagra y da poder a tus objetos sagrados.
  • Prepara amuletos y talismanes.
  • Realiza limpiezas
  • Aprende defensa contra las artes oscuras.
  • Toma la energía necesaria de la luz del universo para trabajar como profesional y mucho más …

MEIGANOVA

Más de 20 años de experiencia con la Magia Celta y Reiki. Mientras que la magia celta proviene de la tierra, el reiki opera con la magia de la luz de todo el universo. Esta fusión amplifica la capacidad de un ritual exponencialmente.