Intervenir o no intervenir

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Rituales

¿Cómo saber si intervenir o no en un caso?

La gente cree que sabe lo que le conviene o lo que quiere y no es fácil decidir si intervenir o no intervenir en un caso.

A veces te piden cosas como: «Quiero que alejes a mi hijo/a de su novio/a». Esas madres no piensan que se entrometen el la vida de sus hijos ya adultos, creen que los protegen y que hacen lo correcto. Tampoco son conscientes de que están interfiriendo en el aprendizaje que sus vástagos sacarán de la lección de vida que tienen que aprender en ese momento, motivo por el cual se encuentran en el punto en el que están y que ellos mismos escogieron.

Si tienes un/a cliente que se entromete demasiado en la vida de sus hijos, o de alguien a quien quieren controlar, confundiendo control con amor, en ese caso ya sabéis que no debéis intervenir. Sin embargo, ese es el tipo de cliente que no se da por vencido, y lo intentará en otra parte, donde conseguirá lo que pide a cambio de una absurda cantidad de dinero, y luego se llevará probablemente una decepción, porque ese tipo de intervenciones no suelen dar los resultados que uno desea.

Así que intervenir o no intervenir en una situación te pone en un compromiso. A menudo me alejo de los trabajos porque no me gusta intervenir. No porque no sepa o no tenga confianza en lo que sé y hago si no porque las personas no comprenden lo peliagudo que es explicarle a una persona lo que en magia se debe hacer o no hacer. Las consecuencias, las repercusiones…

Cuando estás frente a este dilema, intentas razonar con la persona pero la mayoría se buscan a otra bruja nada más salir por la puerta. No les importa que intentas evitar un mal mayor o que intentas protegerlos de una estafa grande.

A personas así las tanteo con ciertas preguntas. ¿Por qué quieres separarlos? Y dependiendo de la respuesta, les ofrezco una solución viable que no interfiera y que satisfaga a la persona que solicita este tipo de trabajo. Si es simplemente que le cae mal el yerno, Le recomiendo una receta de endulzamiento para que la familia esté mas unida. No tiene nada de malo limar asperezas. Pero me molesta la falta de escrúpulos de algunos clientes, la verdad. Si lo que me dice es que el yerno es una persona que bebe, o se droga pues le ofrezco un trabajo de salud para sanarlo a él. Y si es una persona que trata mal a su pareja en ese caso sí conviene intervenir y separar a la pareja por seguridad hacia la parte vulnerable que suelen ser la mujer y los hijos.

En resumen, para decidir si intervenir o no intervenir, hace falta utilizar el sentido común además de manuales de trabajos, hechizos, grimorios wiccanos y demás literatura. Debemos reflexionar sobre si somos justos. Y es difícil de saber ya que, la persona que solicita el trabajo, no siempre nos cuenta la verdad, solo su visión de la verdad. Por ello tenemos que hablar con esa persona y ver hasta qué punto la perversa de la historia no es ella. Lo mejor sería concertar una segunda cita con quien se beneficiará del trabajo y ver qué tiene qué decir. Si desea o no ser ayudada.

Sin embargo si me llega una persona pidiendo por la salud de otra, por supuesto que haré todo lo que esté en mi mano para ayudar. Pero siempre explico que esto es un tratamiento complementario, no la solución. Cuando uno está enfermo, debe ponerse en manos del médico primero que nada.

Decidir cuando es recomendable intervenir o no intervenir, es en resumen, una lata de mil demonios. La prudencia nunca es suficiente.

Libro de Magia

MEIGANOVA

Más de 20 años de experiencia con la Magia Celta y Reiki. Mientras que la magia celta proviene de la tierra, el reiki opera con la magia de la luz de todo el universo. Eso amplifica la capacidad de un ritual exponencialmente.