Ostara

Ostara Diosa de la primavera

Ya llegó la primavera. La luz entra a raudales y debemos aprovecharla. Toca estrenar ropa y bailar en la naturaleza. Comer dulces y compartirlos con todos nuestros seres queridos. El mejor ritual, es aquel que surge de forma espontánea a través de la alegría de vivir. Podemos aprovechar para decorar la casa con huevos y conejos de chocolate, los niños se divierten, teniendo que buscar sus tesoros por todo el jardín. Para los que no tengan niños, les recomiendo igualmente llenar un bol de huevos y colocarlo en un lugar importante de la casa para atraer la fortuna. La primavera representan la fertilidad, y con fertilidad me refiero a la posibilidad de que algo crezca, existe la posibilidad de que algo sea fértil y próspero, como por ejemplo un negocio. Así que es muy buen momento para potenciar aquello que está dormido. Salimos del invierno y nos desperezamos y fertilizamos las ideas y nos marcamos objetivos para todo el año. Tal cual los campesinos planifican todo lo sembrado y por sembrar. Podemos invocar a esta Diosa Ostara, para que nos favorezca en nuestros planes y la ofrenda que ponemos para pedir ésto, son los huevos de pascua.

Todo esto tiene su sentido también porque el huevo es pura proteína y tomarlos nos ayuda con la abstemia primaveral. Los tradicionales pintados a mano, o los de chocolate con sus coloridos envoltorios. Sobra decir que lo que hacemos a mano, es muy poderoso, porque mientras lo hacemos, estamos poniendo cabeza.

El conejo que no falte

Que no falte el animal que se aparea con tanto entusiasmo y puede tener 2 camadas al año, como para excluí al conejito de chocolate.

Os deseo mucha suerte en vuestros proyectos. Próximamente abriré una tienda online donde iré asociando consejos con productos que podamos necesitar para la magia de cada día.

Flores rosadas
Flores rosáceas

MEIGANOVA

Más de 20 años de experiencia con la Magia Celta y Reiki. Mientras que la magia celta proviene de la tierra, el reiki opera con la magia de la luz de todo el universo. Eso amplifica la capacidad de un ritual exponencialmente.