Religión Celta en la actualidad

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Rituales

La religión celta en la actualidad ha tenido que cambiar

La religión celta en la actualidad es una adaptación al siglo XX y XXI. Los actuales practicantes de la antigua tradición, recogemos los amuletos, costumbres y algunas prácticas, pero no todas. Por ejemplo en lo que se refiere a la sanación. Antiguamente, para hacer un vendaje, se utilizaban emplastos, sujetos con hojas y fijados con telas de araña. Hoy día tenemos vendas y desinfectantes para las heridas. Obviamente, no nos hacemos al bosque para realizar una cura, si no al hospital o al ambulatorio.

Sin embargo la religión celta en la actualidad, conserva sus símbolos, la forma de extraer la energía de los elementos y la naturaleza para cargar amuletos, talismanes y actos mágicos en general. Los símbolos de la religión celta en la actualidad, así como en el pasado, nos hablan al subconsciente, lo cual los convierte en poderosos amuletos y talismanes. Si el subconsciente se lo cree, la mente se lo cree, el corazón lo siente, el alma lo aprueba y el universo lo manifiesta.

Esta verdad es rescatada por los actuales practicantes de la religión celta.

La importancia de los árboles en la religión celta en la actualidad

Los árboles eran sagrados en el pasado y por ello la religión celta en la actualidad también se consideran sagrados. En Galicia el árbol representativo es en mi opinión el ‘Carballo’, un tipo de roble que da unas bellotas que salvaron la vida de mucha gente en la posguerra, y en épocas de hambruna ya que se trituraba para obtener una harina y hacer una especie de pan o espesar las sopas.

El castaño, también es una de esas especies autóctonas que representan esta tierra. Para mí es sagrado y considero que no se plantan los suficientes. Es una maravilla ir al monte y recoger este fruto. Las castañas se pueden cocer en agua con un poco de laurel y guardar en el congelador. Ni que decir tiene que asadas están deliciosas. Se pueden hacer postres como el flan de castañas, un auténtico majar. O el bizcocho de castañas, otra delicia.

Pero los árboles, no son solamente sagrados porque den fruto a los animales que antiguamente se cazaban para ser asados y hacer de alimento para los humanos, si no porque tienen el don de dominar los 4 elementos.

Dominan el fuego porque transforman la energía solar en energía útil para absorber y transformar los nutrientes del suelo, lo cual indica que dominan la tierra a la cual sujetan mientras se alimentan y mantienen la humedad atrayendo nubes para que siga habiendo agua en la zona, otro elemento que dominan, el agua, junto con el cual extraen el alimento del suelo. El aire lo dominan como ninguna otra criatura viva produciendo oxígeno, es fascinante que nosotros podamos respirar gracias al equilibrio natural de este mundo.

Roble

Tenemos deberes pendientes

¿Con qué cara nos plantamos en un círculo mágico y exigimos el poder de la naturaleza para egoístas necesidades humanas?

Es hora de que seamos proactivos en recuperar a nuestra madre naturaleza. Debemos encabezar una revolución ecológica. Practicar el sembrado y plantado de especies autóctonas, cada vez que arda un bosque. Cada vez que ardan árboles, nos están quitando lo más sagrado. Os invito a todos en esta revolución, a lo largo y ancho de todo el mundo. Plantad cinturones verdes en donde sea, con las especies autóctonas correspondientes a cada rincón del planeta. Aquí os dejo un enlace de algunas especies autóctonas en España, pero podéis consultar internet para adaptaros a vuestra región de cualquier país del mundo. Este movimiento debería ser impulsado por gobiernos pero si no lo hacen os invito a plantar igualmente siempre que encontréis un espacio libre o tierra quemada, porque no podemos dejar que arda toda nuestra tierra y arrase la naturaleza, tenemos el sagrado deber de protegerla para poder respirar.

MEIGANOVA

Más de 20 años de experiencia con la Magia Celta y Reiki. Mientras que la magia celta proviene de la tierra, el reiki opera con la magia de la luz de todo el universo. Eso amplifica la capacidad de un ritual exponencialmente.